Por: Óscar Sarmiento

¡SARGOOOL!

¡Qué partido el de ayer!

Hubo de todo en la Clásico Capitalino, América saca un empate que costó bastante, otra vez no se pudo mantener el ritmo, lo que provocó que la segunda mitad fuera de terror y un final de algarabía.


América juega con un 1-4-4-2, en el primer tiempo que tuvo el balón, Pumas buscó en la contra hacer daño y en un balón parado nos vacunaron con el primer gol, donde le ganan el centro a Viñas, pero el equipo siguió y logró el empate por medio de un tiro libre por parte de Leo Suárez. Hasta ahí el partido era parejo, más cargado de nuestro lado pero la situación cambio cuando llegó el segundo tiempo, los del pedregal salieron con mucha más intensidad y acapararon las salidas.

Córdova no gravitó, mientras que Richard y el Oso nunca pudieron retener el balón y en nuestras salidas, Leo tampoco pudo gravitar. Al minuto 70 nuestro héroe era Paco Memo y en un graso error, el Pollo Saldívar le da un regalito a Viñas que en en su esfuerzo gana y nos manda al frente.

Aunque injusto, parecía que la victoria iba a ser nuestra y Miguel decide cerrar metiendo a Juárez por Viñas, pero se vino la noche increíblemente con una línea de 5 y 4 medios y nos agarraron tirando la línea, Paul nunca alcanza a su marca y Pumas anota el empate, y por si fuera poco, 3 minutos después nos repiten la dosis, el equipo que había sido una fortaleza en otros partidos no supo cómo contener.

A esas alturas había de 2 sopas, o cerrar la marca (que fue lo que intentó el Piojo), o mandar adelantar líneas y marcar presionado, algo que se veía difícil ya que nunca lo hicimos.

En la parte complementaria nunca tuvimos el balón pero con coraje y con producto de gallina, Henry hace el empate, lo que marco el Clásico Capitalino con un gran momento, y recordó por qué el América un equipo grande.

Realmente aún hay mucho por mejorar, como Roger y su estilo de juego, o Gio que no tuvo tiempo de demostrar su valía, pero creo que el Piojo puede estar tranquilo por la personalidad pero al mismo tiempo nervioso por ese segundo tiempo que no se jugó a nada… Y las cosas como son, no se pierde pero con un manejo adecuado se pudo haber conseguido el triunfo, aún así seguiremos cerca de la cima y eso ayuda…

Pero mientras tanto… ¡Que la pelota siga rodando!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s